Para saber más sobre los cuidados bucodentales

Encuentre todos nuestros consejos sobre los problemas y los cuidados bucodentales.

La higiene bucodental

alt text

El cepillado

El cepillado es el arma n.° 1 de la lucha contra la placa dental y, en consecuencia, combate también las caries y las afecciones de encías.

Para los niños, es esencial e imprescindible cepillarse los dientes durante 3 minutos después de cada comida pero también lo es para los adultos.

      

¿Qué hay que hacer para tener una buena higiene bucal?

Adoptar una buena higiene oral implica:

Cepillarse los dientes durante 3 minutos después de cada comida, mediante la técnica de cepillado correcta.

Elija los instrumentos de cepillado adecuados: un cepillo de dientes de cerdas suaves, menos agresivo para las encías, elimina la placa bacteriana y se desliza bien entre los dientes para eliminar los alimentos incrustados entre los dientes. Además del cepillado, se puede usar hilo dental, cepillos interdentales, geles o enjuagues bucales.

alt text

Elección de la pasta de dientes adecuada: especialmente una pasta de dientes con flúor. También hay pastas de dientes para dientes sensibles y pastas de dientes con agentes blanqueadores.

Visite a su dentista al menos dos veces al año para una revisión.

Equilibre su dieta y evite comer entre horas.

 

alt text

La alimentación

Hay alimentos que promueven la caries (especialmente alimentos ricos en carbohidratos) y alimentos que tienen un efecto protector (alimentos ricos en grasas, proteínas, fósforo, calcio, flúor y vitamina D).

Sin embargo, cualquier alimento asociado con otro puede volverse cariogénico. El gran enemigo de los dientes es el picoteo. Los alimentos y bebidas consumidos fuera de las comidas pueden alterar el equilibrio entre la desmineralización y la remineralización e inclinar la balanza a favor de la caries.

Algunos consejos:

  • Limítese a tres comidas al día, más uno o dos refrigerios para los niños.
  • Limitar los productos dulces y pegajosos entre las comidas (caramelos, pasas) y las bebidas dulces. Consumir los productos con hidratos de carbono (alimentos dulces, patatas fritas, galletas, cereales) durante las comidas y terminar con un alimento protector (por ejemplo, el queso).
  • Tome productos lácteos en cada comida, ya que el calcio desempeña un papel importante en la remineralización de los dientes.
  • Enjuáguese la boca después de comer o beber alimentos o bebidas ácidas (limón, vinagre, refrescos, zumo de fruta).
  • Cepillarse los dientes durante 3 minutos después de cada comida.